lunes, 11 de abril de 2011

Crítica Battle: Los Ángeles

NOTA: 3.0
Ya no es para nada novedad encontrarnos por lo menos una vez en cada temporada con una película con altos beneficios económicos y que abarque el singular tema de la Apocalipsis. Con esto, las variables se han visto condicionadas a una sola interrogante, ¿ Es posible mezclar esos dos temas y lograr crear algo que se pueda considerar como singular o por lo menos interesante o rescatable?. En estos casos ya no es casualidad que las evaluaciones de estos estereotipos se guíen por si su historia llega a ser entretenida y emocionante, si no adaptan estas casualidades, los rotundos bajos comentarios se verán como una falsa corona que represente la derrota de lo comercial. "Battle: Los Ángeles" resulta ser una cinta que sin todo el gran alboroto que representa su comercialización y misma presentación en los meses antes de su estreno, como lo han echo películas similares en su tiempo, entra calladita a la cartelera y sale de ella sin una derrota constructiva ya que a la vista no tenia absolutamente nada que perder, ya que era mas que predecidle que el público le otorgaría las ganancias previamente establecidas. Como cinta resulta bastante pobrecita y en momentos latera, pero como video juego, ya eso es otra cosa.

Con una calidad técnica de renombre, con una historia bastante rebuscada y sin una condicionante que se pueda rescatar entre tanta falacia, "Battle: Los Ángeles", es un excelente juego extremadamente moderno, simple y a la vez complejo que serviría de entretención hasta el mas ofuscado opositor de esta ya generalizado vicio. Su guión no es mas que un insípido vicio que atenta contra las leyes básicas del cine comercial, siendo una de las más claras el hecho de mantener activa la historia. Hasta un cierto momento entretiene, no de sobremanera, pero a partir del pernicioso desenlace, la historia decae hasta el nivel de entregarnos nuevamente algo común y cotidiano, y totalmente exagerado. Su director (casi desconocido para mi), deja en manos de unos alienígenas con envergadura alucinante, que en momentos incluso entran en la ridiculez, la seriedad de esta película. Simplona y a la vez inexorable. Aaron Eckhart no brilla como en sus antiguos proyecta en superproducciones, no esta del todo mal, pero mi disgusto con esta cinta probablemente haga que no valore totalmente su actuación, Michelle Rodríguez tal y como se le ve en cada una de sus actuaciones, y un reparto secundario que sin alagos individuales logra permanecer en la incógnita. En palabras simples, Decepcionante. "The End"

2 comentarios:

daniel dijo...

Como cine palomitero esta bien, pero es verdad que se derrumba en comparacion a otras... Pobre en su argumento y estructura. Le tenia algo de esperanzas, pero es decepcionante.

Saludos!

Monchovader dijo...

Mala mala

es medio divertida, con efectos "buenos", y hasta ahi, lo demas, ni vale la pena, una lastima de pelicula para la calidad de actor que es Eckart

saludos