jueves, 24 de febrero de 2011

Crítica Blue Valentine

NOTA: 8.5
Con su estereotipo de obra moderna, con enchapado antiguo de aquellos de los años celebres del cine, sumado a un estilo muy europeo, "Blue Valentine" resulta ser un proyecto entre otras cosas muy inteligente. Opta por una temática sencilla y la trasforma en algo de suma alerta. Y el resultado termina por ser algo sutil y con glorias propias. Derek Cianfrance toca un tema muy explotado, pero con su juego que de por si ya es distinto, logra un producto innovador y quizás para muchos recóndito. Pero con una notoria belleza y una calidad innegable. Se nota talento en los creadores de una de las cintas mas olvidadas del año. En todos los sentidos. Desde un montaje exquisito hasta la elección de dos actores jóvenes que por sus nombres ya dan garantías de buenos resultados. Su carácter frío no opaca el agridulce modo de contar una historia triste, si no todo lo contrario, su modelico estilo va de la mano con dicho carácter, y en donde en un metraje erguido la aversión se palpa en las ocasiones perfectas. Se hace lo justo y necesario, no se sobreexplota, se mantiene una línea y nunca se cruza. El tema se lleva con cuidado, para no generar controversias, y se consigue un estigma claro y conciso. Una nueva forma de crear buenas películas desafectando el arrebato de cintas mas comerciales que de por si ya generan polémicas con morbos mas rebajados.

La dirección de Cianfrance, opta por ser simple, sin grandes estrépitos pero muy cuidado en los detalles. Se nota una eficaz armonía junto con el Guión que subjetivamente encuentro de lo mejorcito del año. Su fuerza y su complejidad se notan en cada flashback, tan perfectamente cuidados y dejándolos como uno de los varios factores que logran ascender a "Blue Valentine" como la innovación de la temporada de premios. Su corto elenco se lleva todos los aplausos. Dos actores jóvenes que dejan todo en su trabajo y ofrecen dos de las interpretaciones más notable del año que ya queda en el recuerdo. Michelle Williams, la mas reconocida, fenomenal en el papel mas complicado. Su actuación esta llena de matices, y juega perfectamente con su personaje que en un inicio es llevado por una ternura escondida y que termina por ejercer un hosco sentimiento de desagrado. Ryan Gosling ha demostrado este último tiempo todo su talento. Y aquí deja en claro, que es uno de lo más olvidados en las nominaciones. Su papel también difícil, consta de un deterioro emocional que solo el logra manejar correctamente. Ayudado por un maquillaje parco, logra un mas que correcto resultado. Subjetivamente muy recomendable.
"Si ayer te rompí el corazón, es porque te amos mas que nadie". The End

1 comentario:

Giacinto dijo...

De lo mejor del a#o. Gosling en especial está abrumante perfecto, que se luce con la ayuda del guión que es genial. Williams la mas llamativa.