sábado, 25 de diciembre de 2010

Crítica The Social Network

NOTA: 7.0
El cine de David Ficnher hace rato que se viene convirtiendo en dosis segura de pragmatismo y espectáculo con películas inolvidables que creo permanecen en la retina de muchos cinéfilos amantes de su cine o amantes del cine de suspenso en general. Y es que sus películas tienen la cualidad de que dan para hablar por un buen rato y aunque no terminen siendo del agrado de todos, finalmente terminan cosechando en una gran toma de galardones. En "The Social Network" Fincher varia un poco en lo que nos tenia acostumbrado a regalar para ofrecernos una especie de Biopic, con un suspenso distinto pero grandioso, con una trama enredada, y con una dirección impresionante. Resulta ser muy llamativo que la trama envuelva temas que para mi y que para muchos mas son tan cotidianos, ya que el "Facebook" es sin duda el tema y el proyecto del momento, y no quita lo llamativo que esta historia resulte tan satisfactoria y cumpla varias de las expectativas que se proponen en el momento de escuchar la simple sinopsis de esta. "The Social Network" es un rimero de escenas de culto y entrega una cátedra de un buen manejo de un guión perfecto, pero también es la historia de una hazaña, de diligencias y de traiciones. Cuesta mantener a pleno la concentración, pero es mas que necesario ya que la cinta no te da respiros y sus diálogos rápidos y eficaces son la gran muestra de ello.

En la soberanía de un mundo universitario distinto a cualquier otro, en donde el dominio se ejerce a base de tratos hacendosos, Fincher renueva y hace enfoque a las andanzas del mismo siglo XXI para impregnar el estilo de un cine bastante eficaz y valorado. Con un guión sólido que se enfoca en lo intelectual y en lo cotidiano, y que a base de sus diálogos que comienzan en lo relajado y cortante y que terminan rozando lo abrupto, demuestran el potencial de las nuevas mentes norteamericanas. En la dirección no hay muchos datos que se puedan reprochar ya que si algo esta bien manejado es ese punto y en donde el Sr. Fincher ya es un serio genio de este arte. Otro de los puntos fuertes resultan ser las actuaciones, en donde Jesse Eisenberg se roba la historia representando al magnate multimillonario más joven del mundo, y si bien no encuentro mucha deferencia de esa actuación con sus antiguas películas, el carisma ayuda a representar muy bien al dificil personaje. Andrew Garfield esta excelente quizás en el papel mas complicado, y si hasta Justin Timberlake realiza una actuación bastante digna junto con cada secundario de índole más baja. En resumen, de lo mejorcito de este año y particularmente me voy con el deseo de que pueda arrasar en las diversas premiaciones que le quedan y donde doy por seguro que será una protagonista mas que atrayente.